Los fondos de piscina son variados y determinan el uso que se da a la estructura. Foto: Paco Vila.

Fondos de piscina: cuál elegir según tus necesidades

Cuando uno decide instalar una piscina en casa, algunas decisiones se vuelven vitales. La elección entre los diferentes fondos de piscina es una de ellas, ya que definen el uso que se le dará a la estructura. Si aún no te has decidido por ninguno o ni siquiera habías pensado en los fondos de piscina, este artículo puede resultarte muy interesante.

La importancia de la profundidad

Antes de nada, tendremos que pensar en lo profunda que será la piscina. ¿Cómo se decide eso? Es fácil: hay que pensar en el tipo de bañistas (adultos y/o niños) y en la finalidad (natación y/o juegos).

Si la piscina será usada para la natación, la profundidad mínima tendrá que ser de 1,2 metros y si se añade un trampolín, la zona correspondiente tendrá que tener 2,5 metros de profundidad, incluso 3 m si el trampolín está a una altura de 2 o 3 metros.

Por otra parte, si la piscina está pensada también para que la disfruten los más pequeños, deberá existir una zona de menor profundidad. Una opción es crear un vaso más pequeño junto al principal que tenga una profundidad de 30 a 50 centímentros. Dicha opción aporta más seguridad, ya que los niños están físicamente separados de la parte profunda, pero se requeriría más espacio de construcción (sólo eso, ya que los dos vasos podrían compartir el sistema de filtración. La otra opción es optar por un fondo inclinado que empiece en 50 centímetros.

Tipos de fondos de piscina

Los distintos fondos de piscina cubren las diferentes necesidades, diferenciadas principalmente por la profundidad. Foto: Stephen Dauchert.
Los distintos  fondos de piscina cubren las diferentes necesidades, diferenciadas principalmente por la profundidad. Foto: Stephen Dauchert (CC).

Una vez considerados todos los aspectos, es hora de elegir entre los diferentes tipos de piscina:

  • Con fondo regular: Existen varias profundidades, pero lo ideal es que permita a los bañistas permanecer cubiertos por el agua sin estar sumergidos completamente.
  • Con fondo inclinado: Es una de las opciones más extendidas ya que permite pasar progresivamente de una zona poco profunda, ideal para niños o gente de baja estatura, a una zona en la que disfrutar de la profundidad.
  • Con fondo de cuchara: Este tipo es similar al anterior, sólo que en este caso el paso de una zona a otra no es progresivo, sino que existe un “escalón” con una pendiente más pronunciada.
  • En forma de U: en este caso la parte más profunda es el centro de la piscina, mientras que la zona cercana a los bordes es la menos profunda.